Penúltima caminata hacia Santiago de Compostela. Esta etapa del Camino de Santiago fue desde Caldas de Reis a Padrón, algo más de 16 kilómetros andando.

Como ya os contamos, en Caldas de Reis nos alojamos en el Albergue O Cruceiro. Comentaros que en este albergue no hubo problema al desayunar en la cafetería, estaba abierta y nos atendieron perfectamente. por lo que tras coger fuerzas después del madrugón emprendimos de nuevo nuestro camino, hacia Padrón. Esta ruta combina partes en las que hay que caminar por carretera y partes por caminos de tierra, estos últimos mucho más atractivos.

Tras salir del albergue, seguimos las indicaciones del camino, que nos llevan hasta la Capilla de San Roque, situada en la N550. Continuando el camino pasamos delante de una casa con un cruceiro un molino. A partir de aquí vamos por caminos para pasar a caminar entre viñedos, pasando debajo del viaducto de la variante de Caldas. De este camino vamos a dar a una zona más boscosa, pero de la cual no tardamos mucho en salir de nuevo a la N550, para dar al siguiente pueblo, Carracedo.

Atravesamos Carracedo entre sus casas, pasando por la iglesia de Santa María de Carracedo, y llegando de nuevo a la carretera (N550).  A partir de aquí hay que tener cuidado, porque pasamos por un tramo algo más peligroso al pasar por la carretera.

En esta etapa pasamos por varios pueblos seguidos, con bastante encanto. Y sobre todo destacamos los lugareños, que son de lo más agradable; con alguno nos paramos a hablar largo rato mientras aprovechábamos para descansar. También a mitad de camino encontramos un bar/cafetería donde pudimos coger unos bocadillos antes de continuar una parte de la ruta por carretera.

La ruta hasta Padrón tiene algunos tramos de carretera, hasta que alcanzamos un camino de tierra por el cual ya iremos más cómodos. Es un tramo fácil, con alguna que otra subida pero no demasiado pronunciada. Lo que hay que tener en cuenta en esta parte es que el camino está lleno de piedras desprendidas de la montaña y lo cual puede fastidiarnos bien el tobillo o bien si no llevamos el calzado adecuado notarlas demasiado en los pies (Ojo los que tengáis ampollas de los días anteriores, puede ser muy molesto).

Durante esta ruta pasamos pueblos como Ocampo o Valga, donde el camino es de piedra y es bastante cómodo caminar por él. Ya aproximándonos a Padrón atravesamos Pontecesures, donde cruzaremos unas vías de tren y después el río Ulla, para un poco más adelante llegar a nuestro destino.

Imágenes de Padrón

El Albergue

En Padrón decidimos quedarnos en un albergue privado, en el Albergue-Pensión Flavia. No es un albergue exclusivo para peregrinos, y como admite reserva llamamos un poco antes de llegar (una hora antes o así) y nos reservaron la habitación para seis personas. El precio es de 12 euros por persona. Justo al lado de la entrada al albergue tienen un bar-restaurante, donde podéis comer si no queréis caminar mucho más. aunque a lo largo de esa calle hay varios restaurantes.

Esta en la calle Travesía Campo de la Feria 13, al lado de un campo de fútbol. Y si hacéis el camino en semana santa os encontraréis la feria en frente del albergue.

Este albergue tiene unas 22 plazas repartidas en 5 dormitorios con baños compartidos con más habitaciones, dispone de cocina de uso libre (con microondas, lavadora y secadora). Hay conexión wifi. Y por último, tiene una zona para guardar bicicletas pero consultad primero porque creo que este servicio tiene un coste extra.