Las vacaciones de Navidad en casa están muy bien, pero a veces el cuerpo nos pide salir un poquito y hacer algún viaje para disfrutar de estas fiestas navideñas en otra ciudad.

Aquí os hacemos una recopilación de lugares que pueden interesar a la hora de pensar donde ir. Además, hay que tener en cuenta que en otros países no tienen las mismas fiestas que aquí en España, por lo que en algunos casos si salís de viaje pasada la nochebuena es probable que consigáis un buen precio en el viaje.

Londres

Esta ciudad es una buena propuesta para viajar en estas fechas. En lugar de tomarte las uvas, puedes disfrutar de la cuenta atrás que se hace desde el Big Ben y que da lugar un espectáculo de fuegos artificiales, luces y música.

También puedes aprovechar a dar un paseo nocturno por sus principales calles comerciales como Bond Street, Carnaby Street, Regent Street o el Covent Garden, para meterte de lleno en el ambiente navideño londinense.

No puedes dejar de visitar establecimientos bien conocidos como son el centro comercial Harrods o los almacenes Liberty, que también se esfuerzan cada año en poner la mejor decoración posible.

El iluminado de Navidad en Londres comienza a principios de noviembre y se quita a principios de enero.

Por supuesto, no queda en esto sólo la Navidad en esta ciudad, sino que también puedes visitar el árbol de navidad de Trafalgar Square, las ferias y mercadillos navideños, Hyde Park (que se transforma en estas fechas en un gran parque de atracciones), o también puedes ir a ver la representación que hace el English National Ballet de “El Cascanueces” (aquí puedes ver las entradas y horarios disponibles). Por supuesto hay muchas más actividades para hacer, como patinar sobre hielo en las pistas de hielo que se ponen por todo Londres.

París

En París hay tantas cosas que ver que tan solo podemos hablar de algunas de ellas. Pero desde luego no dejéis de informaros sobre actividades y eventos que realicen.

Para empezar, siempre podéis dar un paseo por los Campos Elíseos, donde instalan un mercado de Navidad. En la plaza Concorde puedes subir a la gran Noria que ponen y donde no tienes que preocuparte por el frío si decides subir, ya que las cabinas son cerradas y con calefacción.
No puedes dejar de dar una vuelta por el barrio de Notre Dame y la Conciergerie o visitar la basílica del Sacre Coeur.

El día 1 de enero si lo prefieres puedes visitar al menos 3 de los principales museos que abren sus puertas: Musée d’Orsay, el Museo del Quai Branly y el Centro Pompidou. Si decides darte una vuelta por ellos os recomendamos que a vuestra llegada a París os cojáis la tarjeta turística París Museum Pass, en la que están incluidos estos museos.

Por supuesto, hay que visitar la Torre Eiffel, desde donde podrás disfrutar de una estampa navideña al más puro estilo parisino. Y si te animas a dar una vuelta por el Sena, los barcos tienen horarios habituales.

Y por supuesto que no falte decir que una opción si viajas con niños es visitar Disneyland París; para esta época del año suelen salir bastantes ofertas.

Amsterdam

Si ya de por sí es un destino bastante concurrido para viajar, en Navidades no es para menos, ya que en Amsterdam, en estas fechas, también hay gran cantidad de actividades que hacer.

Puedes hacer el recorrido de luces por las calles de la cuidad, visitar los mercados navideños, patinar sobre hielo (algo común en la mayoría de las ciudades). Hasta las iglesias las decoran especialmente para esta ocasión.

Podéis visitar y haceros fotos en el gran árbol de Navidad que ponen en la Plaza Dam, donde también es el centro de la celebración de la nochevieja. Desde aquí se puede dar una vuelta por el barrio antiguo de Amsterdam; y por supuesto recomendable probar los oliebollen y poffertjes, dulces típicos navideños de Holanda.

Laponia

Sin duda este es un destino con un encanto especial. Es viajar a la Navidad. Aquí hay que especificar que Laponia está dividida entre los estados de Noruega, Rusia, Suecia y Finlandia. Es por ello que si buscáis el viaje para visitar esta región os encontréis con varias ofertas en las que se indiquen como “Laponia francesa”, “laponia sueca”, etc.

Desde luego lo que más impresiona en este destino son los paisajes, que sin duda no dejan indiferente a nadie. Para los más pequeños es poder visitar la casa de Papá Noel, dar un paseo con renos,  montar en moto de nieve, incluso hacer excursiones con trineos con perros. Desde luego a quien le guste el esquí o hacer snowboard esta es sin duda una opción de cinco estrellas.

Por supuesto, para los amantes de la fotografía es un destino donde poder disfrutar de las auroras boreales, todo un gran espectáculo de luces naturales en el cielo.

Por supuesto que hay miles de destinos más que visitar en Navidad, como Nueva York, pero nosotros en esta ocasión os hemos querido destacar estos destinos europeos.

Si os animáis a visitar estos lugares o ya habéis celebrado allí (o en otros sitios) las navidades, estaremos encantados de conocer vuestras experiencias.