La Garganta del Capitán es una ruta fácil y con poco desnivel, que transcurre cerca de un río y acaba en una cascada preciosa dónde puedes darte un chapuzón y refrescarte.

La ruta, empieza cerca de la nueva cárcel de Algecrias, a las afueras de la ciudad, y nos obliga a dejar el coche cerca de la carretera. Al principio es un camino árido y poco agradecido, poca sombra y no recomendable a horas de pleno sol, en esta zona lo mas destacable que nos encontraremos serán vacas pastando y algún que otro burro sueltos por la zona.

Al poco tiempo de seguir el camino, hay dos opciones para llegar al Molino de San José; nosotros optamos por el camino corto de la derecha, el cual nos hará llegar en poco tiempo al molino, y tras este llegamos al río, dónde la vegetación empieza a aparecer y la ruta se hace más agradable.

vacas en la garganta del capitán
Burro pastando en la garganta del capitán
caminos para la garganta del capitán
molino de san josé en la garganta del capitán
río garganta del capitán

Tras continuar el camino del río nosotros llegamos a un punto dónde no podíamos continuar, por lo que abrimos una puerta de una finca, cerrándola tras nosotros para que no se escape el ganado, y subimos una gran pendiente hasta un camino preparado para la circulación. Tomamos este camino a la izquierda y llegamos a otro acceso con una puerta para el ganado que también atravesamos y continuamos por un sendero más estrecho que nos lleva hasta una bajada por una pendiente muy inclinada, llegando abajo nos encontramos la cascada, que era nuestro destino.

La garganta del capitán
camino garganta del capitán
cascada garganta del capitán

Estuvimos un rato disfrutando del paisaje y viendo como nuestra perra disfrutaba del baño con más gente que había allí (nuestro fallo fue no llevarnos el bañador), y al poco tiempo ascendimos por el otro lado de la colina, hasta llegar a un camino empedrado, por el que tomándolo a la izquierda regresamos hasta el camino agreste del principio.

camino garganta del capitán

En este camino de vuelta nos encontramos con unas tumbas bajo unas piedras, que vienen indicadas en los carteles de la ruta por lo que no tiene perdida. Lo que si nos perdimos nosotros, y no encontramos, es la Tumba del Capitán; sospechamos que debía estar un poco más arriba por el camino que regresamos, y lo descubriremos quizás en un año o dos cuando volvamos por la zona.

Si tenéis conocimiento de dónde se ubica la Tumba del Capitán, estaremos encantados de conocerlo para visitarla la próxima vez.

Esperemos que disfrutéis de la cascada y el paisaje final escondido a pocos kilómetros de Algeciras.