Susín (1065 m. de altitud) es un pequeño pueblo deshabitado que pertenece al municipio de Biescas, en Huesca. Forma parte de la comarca conocida como Alto Gállego y está ubicado al comienzo del valle que conforma el barranco del río Oliván (afluente del río Gállego).
Descubrimos este pueblo porque nos alojábamos durante un fin de semana en Oliván, y allí nos recomendaron visitar este pueblo y otros de al rededor, que no conocíamos.

Este pueblo que quedó totalmente despoblado, a pesar de que nunca ha llegado a tener una gran población; No son más de tres casas, cada una de ellas con su nombre: Canales, Mallau y Ramón. Las dos últimas son las que hoy en día quedan en pie.

El pueblo no está realmente abandonado, ya que, por lo que sabemos, los propietarios de estas casas siempre han intentado mantenerlo, a pesar de que no vivan allí. Además, gracias a una iniciativa de Angelines Villacampa Villacampa (de casa Mallau) varios voluntarios dedican tiempo a la rehabilitación y conservación del pueblo y los alrededores.

Además nos consta que eventualmente se realizan actividades en este pueblo, como Cuentacuentos, celebran sus fiestas, hacen jornadas de naturaleza… En definitiva, aunque es un pueblo despoblado, recibe habitualmente visitas que además ayudan a la rehabilitación y conservación del lugar y los alrededores.

Nos llamó la atención como hacen que los visitantes sean partícipes del mantenimiento del lugar, que esté con vida y sea un poco de todos. De hecho en una de las casas, en la “ferrería” tienen unos cuadernos donde la gente puede dejar unas palabras y de esta manera dejar constancia de su estancia en Susín, la puerta no es más que un palo de madera, por lo que se puede pasar a firmar sin problemas. Dentro de la “ferrería” también hay un estuche lleno de rotuladores para que quien quiera deje su dibujo grabado en una de las piedras que hay sueltas por el pueblo. Nosotros vimos que había bastantes de estas piedras decoradas.

De los edificios que se mantienen en rehabilitación destacan La Iglesia de Santa Eulalia.

Y la Ermita de Nuestra Señora de las Eras.

De Angelines ya se ha hablado en algunos blogs de gente viajera, y afortunados fueron los que pudieron conocerla, ya que parece que era una buena mujer, amable y hospitalaria. Desafortunadamente Angelines falleció en Febrero de 2013.

La casa que vemos en la foto de la izquierda, fue la casa de Angelines en Susín.

Susín tiene página en facebook: Susín de Foto. Creada por la asociación “Mallau, Amigos de Susín“,

Además de este pueblo, también podéis visitar otros como Ainielle, que a nosotros nos quedó pendiente de visitar y que al parecer éste sí que está abandonado. Pero por falta de tiempo no pudimos ir, por lo que lo dejamos pendiente para otra escapada.